Kurotsuki no Pochi

Entra en el nuevo chipi-kawaii foro friki nOn
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Luz Nocturna [Original]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Okaa-san

avatar

Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 24/05/2008
Edad : 31
Localización : Entre pelusas

MensajeTema: Luz Nocturna [Original]   Vie Jun 06, 2008 6:35 pm

Notas:

Citación :
Chan chan chaaaaan El primer fic colectivo que hago ha comenzado y no nos hemos dado porrazos contra una pared de milagro xDD
Realmente el proyecto inicial lo tenian en mente Yoru y Hana, yo me añadí más tarde y al fin comenzó la cosa a rodar.
Nuestra situación actual es que ellas viven en otra ciudad y para ponernos de acuerdo con los temas del fic hay que hacerlo via msn y no siempre es fácil por que casi nunca coincidimos las 3 juntas y es un poco caos xD
Pienso que lo que peor llevamos fue la selección de personajes jajaja No somos buenas para los nombres y encontrar el correcto para cada uno fue como pisar una mina por decirlo de alguna manera. Al final la mayoría se decidieron con el “pito pito gorgorito” y la otra mitad cediendo xD
No sé exactamente como va acabar saliendo la historia ya que conforme vamos escribiendo van surgiendo ideas que queremos plasmar escritas y hay veces (en mi caso) que me ofusco con tanta información que tengo para poner jajaja
Igual y al principio uno dice: no entiendo muy bien esto y hay cosas que no se me acaban de aclarar…pues bien, no os preocupéis que para algo estamos XD

Oh y si, la de las escenas pervertidas soy yo jiojiojio xDDDD

 Luz nocturna 



Finales del XIX (Londres):

[FLASHBACK]
† Lanceros †

Como si de un espectro se tratase, una sombra vagaba entre las calles del antiguo Londres. De tejado en tejado y ligero como una pluma, observando a sus posibles…presas.

La noche era cerrada y la luna se había ocultado en lo profundo del cielo a los ojos del ser humano.
Ávido, observaba a un grupo de gente, siempre oscilantes entre los 15 y los 40 años. A los 15, la presa era joven y vital pero mas allá de los 40 la carne era más difícil de perforar y no sabía igual. Así que como bien sabía, debía esperar y al fin hallaría con el perfecto.

No supo cuanto tiempo se había quedado estático y en una posición un tanto incomoda (aferrado a una chimenea) cuando una discusión dentro de la propia casa que pisaba llamó su atención, más incluso que la presa que ya había elegido para cenar esa misma noche.


[FIN DEL FLASHBACK]

Presente:

Miércoles 05 de Mayo de 2015 21:25h p.m

Estaban a miércoles 05 de mayo y algo la perseguía. Desde que había puesto un pie en el exterior del Shining cofe’s notaba como si algo la estuviera siguiendo, a lo lejos y con pocas ganas de darse a conocer. Apuró todo lo que pudo las dos travesías que le quedaban para llegar al metro de Snaresbrook y bajó las pocas escaleras a tropezados, siempre mirando hacía atrás. Tan poco atenta a lo que le venía de frente estaba, que se dio contra el mismo cristal de la puerta de entrada provocándole un leve dolor en la nariz.

Pagó el ticket apurada y se adentró en el carril del tren que debía coger, aunque fuese donde fuese, siempre se sentía observada.
Mientras caminaba en busca de asiento, miró a la pantalla colgada del techo, la cual le provocó una punzada en el pecho al ver que aún faltaban 4 extensos minutos para que el próximo tren llegara a la estación. Se adentró definitivamente y con paso firme en el largo pasillo y se derrumbó en los asientos centrales emitiendo un leve bufido.
En el carril de en frente había muchísima mas gente que en el que estaba ella actualmente. Miró a su derecha y se encontró con los ojos de una mujer mayor algo desaliñada acompañada de un carrito de bebé. Ignorando esa mirada que parecía querer colársele en el fondo del alma y sintiéndose un poco valiente, siguió mirando más allá de la mujer. Allí, apoyado en una columna que anunciaba derribarse en poco tiempo se encontraba un joven de pelo escarlata, la mayoría ocultado por el gorro que llevaba puesto. Iba enfundado totalmente de negro con unas gafas a juego y en la mano izquierda sostenía lo que parecía un mp4 de los de última generación. Más allá no había nadie, solo las escaleras mecánicas que funcionaban hora tras hora sin detenerse.
Pestañeó lentamente y miró hacia su izquierda. No hubo mejor suerte. La primera que le llamó la atención fue una chica de su edad vestida con ropas multicolor, de pelo rosa ,gafas de pasta y con una mochila que le colgaba en el costado que de letrero tenia: Fuck you! acompañada de unas cuantas chapas.
Un poco más allá se encontraba un intelectual, o al menos eso quería parecer. Trajeado, lucía un traje gris perla y en una de sus manos parecía portar un maletín negro. La mirada fue devuelta de reojo, pero no por mucho tiempo ya que el hombre miró hacia delante remugando quien sabe qué y ella pudo ojear al ultimo que quedaba por ver en ese andén. Una hermosa niña de no mas de 14 años, de tez nívea y de pelo blondo ondulado recogido en un a elegante lazo negro, con un conjunto rojo oscuro de volantes blancos a juego con las medias y unos zapatos que bien parecían de charol. La pequeña miraba al frente, a algún punto a lo lejos aferrada a lo que parecía un peluche marrón. Contra todo pronostico la niña la miró con los ojos bien abiertos y con una risita de medio lado bastante sarcástica. La joven le sonrió y cuando la pequeña pareció querer decirle algo, esa hermosa cara ya no era la de una cría de 10 entrañables años…ahora tenía la cara un monstruo de película de terror y le sonreía, pero no con una sonrisa cordial…si no con una sonrisa depredadora. Aferrada al asiento pudo leer entre líneas lo que la supuesta niña decía y que no quiso entender, aunque bien sabía que había dicho. Parpadeó aterrorizada y cuando volvió a mirar, volvía a ser la hermosa chiquilla de antes sonriéndole de oreja a oreja ajena a la extraña visión que la chica había tenido.


Aún absorta por aquella visión, volvió a mirar con una angustia renovada la pantalla, pero no le hizo falta leer nada porque el tren ya había llegado, extrañamente vacío…y nadie subió a el.

Una hora después, una hermosa niña subía las escaleras arrastrando a un osito de peluche mientras relamía sus blancos dientes manchados ligeramente de púrpura seguida de un hombre con un traje desaliñado, un joven de pelo escarlata lanzando algo a la acera y una señora mayor con lo que parecía los restos de un carro de bebé.

- ¿Y bien? –comentó el hombre trajeado intentando alisarse las arrugas de su atuendo.
- Es evidente que aquí ya no podemos volver Valkyrie. –dijo entre dientes el chico de pelo escarlata.
- Oh, siento haberos dejado sin apenas comida. – La niña se excusó con una mirada triste y a la vez totalmente fingida.
- No seas hipócrita, sabes que nos buscan. – habló la mujer mayor- No podemos desmelenarnos de esta manera...
- Dirás ‘’No puede’’ – recalcó el hombre trajeado.
- Raoul, querido…-comenzó la muchacha- ¿Es que acaso quieres que te cuelgue como un murciélago a plena luz del día en el edificio mas alto de todo Londres? – sonó a burla, pero todos sabían que era una amenaza.
- ¿Tu y cuantas m…?
- ¡Dejarlo ya! –Les reprendió el otro chico quitándose las gafas y guardándoselas en el bolsillo. – ¿Es que no sabéis ‘’trabajar’’ juntos? –frunció el ceño mirándolos a los dos.
- ¡Yo no tengo a culpa que desayune con vinagre! – el trajeado se hizo el ofendido.
- Qué toca huevos eres…-le respondió el muchacho.
- Oh, cállate Sai… -bufó el otro hombre.
- No le mandes a callar engendro. – Habló la mujer mayor mientras evaluaba los daños de su carrito con cara de pocos amigos- Sabes perfectamente que si alguno de nosotros faltase, no sobreviviríamos mucho tiempo.
- Si…-dijo con voz cansina- el sello. Por cierto – miró a Valkyrie que parecía muy interesada en el ojo ausente de su peluche.- ¿Que le dijiste?
- ¿Decirle a quien? – intentó sonar convincente.
- ¿A quien va a ser? –sonrió de lado a lado- ¡A la chica!
- No le dije nada. –y siguió caminando.

Iba a insistirle cuando Marion, la mujer del carrito le habló.

- No intentes saber más de lo permitido. Recuerda que no es lo que parece –lo miró duramente.
- Si, ya…blablabla. Lo se abuelita – le respondió con sorna.
- Oh, realmente quiere ser murciélago.-continuó divertida Valkyrie, la niña de 14 años. Sus siluetas desaparecían lentamente a lo lejos de la calle a la par que ella recordaba esa hermosa frase que le había susurrado a aquella chica: Todos vais a morir irremediablemente.


1.Sucesos

Jueves 06 de Mayo del 2015 11h a.m

Tenemos un problema. Fue lo primero que escuchó al abrir con parsimonia sus adormilados ojos seguido de un: de los grandes.

Se hizo el sordo y se tapó hasta las orejas con la manta, la misma que por arte de magia salió volando hacia los pies de la cama permitiendo que el frío le calara hasta los huesos. Molesto se alzó para volver a coger las mantas pero ya estaba perdido. En las manos de un hombre moreno con cara de preocupación reposaban apiñadas las mantas de la cama.




- ¿Y bien? – alzó una ceja dejando las mantas lo mas lejos posible de la
cama.
- Oh, joder… ¡No me respetáis ni el maldito sueño! –dijo en medio de un
inicio de pataleta.
- ¿Pero tu sabes que hora es? –dijo medio incrédulo. Ese que estaba
medio dormido, no podía ser la mano derecha del jefe.
- No, ni me importa…-bostezó- Y si no es mucha molestia…-se incorporó
del todo dejando descubierto su pecho lampiño- ¡A la mierda, quiero
dormir!
- Son las 11 de la mañana ¿Y como que a la mierda? –agarró un cojín mal
colocado de una butaca vieja y se lo lanzó a la cara dando en la diana.
- Tú… -su voz era amenazante.
- Yo…- dijo imitándolo entrecerrando los ojos incitándolo a que atacara
primero.
- ¿Para que cojones me has despertado? – acabó dejándose caer con los
brazos en cruz sobre la amplia cama- La noche me fue peor que mal y
quiero descansar así que ve al grano.- Cerró los ojos una fracción de
segundo para después frotárselos con los dedos. Estaba cansado.
- No es que me guste joderte Kyle,-se acercó a los pies de la cama hasta que
sus rodillas tocaron el borde- pero realmente tenemos problemas y si lo
solucionamos antes de que lleguen a oídos de Damián…-Kyle bufó en
réplica momentánea.
- ¿Que ha pasado?
- En la noche entraron en una de nuestras zonas otros…. – Kyle se
incorporó al momento y sus ojos reflejaron perplejidad.

- ¿Qué han qué? – Abrió los ojos desmesuradamente.- ¿Quién cojones ha
sido el gilipollas que se ha acercado a la maldita zona restringida? – Se
levantó de la cama definitivamente con tan solo puesto un pantalón de
algodón y abrió uno saco negro que había en una esquina de la
habitación.
- De nuestro clan no fue.
- Oh, joder… ¡Entonces no es nuestro maldito problema!- se giró con un
humor de perros para encararlo.
- Si lo es. – Se sentón en la cama algo incomodo.- Una de las victimas fue
una parienta del jefe.

Se quedó inmóvil mirando al maldito despertador de turno con una camisa a medio poner y con unos tejanos negros en una mano. Lo miraba como si le hubiera salido un ojo extra en la cara o como si su color de piel fuera lila, pero no. Lo miraba raro por la simple y tonta respuesta que le acababa de dar, que más que darle alguna pista lo estaba asqueando más, si es que se podía.

- ¿Me estás queriendo decir que por esa jodida subnormalez es problema nuestro? –le dio énfasis a la última palabra metiendo de nuevo, pero de mala manera, el pantalón que había sacado en el saco. – Joder, Macius… ¡Que vete tu a saber que descendiente era! ¿Que seria…?- se incorporó y comenzó a caminar con cara de psicópata y a paso lento hacia el hombre sentado en la cama mientras seguía hablando.- La hija de la hija de la hija de la hija de la bla bla bla bla y así durante unas… ¿Cuántas?…ummm no se… ¿200 veces? Tal vez… ¿más?- alzó una ceja.- Por que mira que el jefe tiene unos cientos de años, ¿eh?

- Que ya lo sé… pero ya sabes como son los linajes. A la sangre no se le toca.- Y se incorporó de un salto alejándose unos metros de un Kyle un tanto crispado.

- ¡Sangre es lo que quiere el cabronazo! ¿De que cojones te crees que se alimenta? –le preguntó medio divertido y enfadado.

- Lo que sea…averigua que clan fue y a ser posible antes de que se entere.

- Y si, mmmm…digamos que…- se sentó al filo de la cama- me interesa que se entere, ¿que pasaría? – la respuesta era obvia, pero el escuchar lo que sucedería le alegraría la mañana.

- ¿Como que te interesa? – se preguntó mas para si mismo. Pocos segundos después cayo en la cuenta.- ¿Aún sigues con eso? Sabes perfectamente que si se entera de que ha muerto y que ha sido algún idiota de algún clan de esta zona, mandará a patrullar a grupos que tendrán vía libre a todos los luga… -la sonrisa tan maléfica que se le estaba formando a Kyle en los labios le dejó helado y medio mudo. – ¡Oh, santísimo cabrón!

- No digas santísimo en mi presencia…-la recalcó con un gesto de dedos.
- ¡Tu lo que quieres es eso! – lo miró incrédulo.- ¡Quieres que te dé vía libre para supuestamente patrullar pero ir a tu puta bola!
- ¿Tanto me parezco a un libro abierto?- preguntó el que supuestamente tenía cara de ofendido.
- Eres un maldito gusano…- sonrió cruzándose de brazos comenzando a salir por las puertas.
- Que va…simplemente soy un…
- ¡Gusano! – y las puertas de la habitación se cerraron dejándolo de nuevo en una completa oscuridad. Pero ya no iba a poder dormirse después de la charla que acababa de tener con Macius, unos de los vampiros jóvenes que aparentaban tener más edad de la que tenían. Realmente se llevaba bien con el a pesar de no entablar mas migas de las necesarias con los otros del clan.

- Maldito enano…la próxima vez le muerdo el culo para que aprenda.


Última edición por Okaa-san el Vie Jun 06, 2008 6:39 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Okaa-san

avatar

Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 24/05/2008
Edad : 31
Localización : Entre pelusas

MensajeTema: Re: Luz Nocturna [Original]   Vie Jun 06, 2008 6:35 pm

Se dirigió a la butaca vieja y justo al pasar miró hacia el espejo que tenia de frente. Sabía que su cara actualmente debía de ser la de un muchacho de 18 años, y que su cuerpo estaba bien desarrollado. Sabia que si alguien decidía atacarlo justamente en ese momento por la espalda sin hacer el mínimo ruido conseguiría herirlo, o peor aún…matarlo. Era algo que había asumido en todo este tiempo pero aún no encontraba un motivo por el cual aún seguía ese espejo allí, y menos aún el por que seguía parándose frente a el intentando imaginarse… porque el era un sombra y ellos no se reflejaban en los espejos.-Sonrió a pesar de no poder verse, se sentó en la butaca alcanzando a su paso un periódico de hace dos días y se sentó acomodándose.

El primer articulo que empezó a leer se titulaba: ¿Que eres? Por Robert Wathman. Automáticamente Kyle contesto inconscientemente mientras miraba el sol oculto por las cortinas grises viejas de la habitación.

- Un vampiro.



Miércoles 05 de Mayo de 2015 7:40h a.m

-¡¿Pero aún estás acostada, Janet?!- gritó Amelia Hudson al ver que el reloj de su hija marcaba las ocho menos veinte-. Si te compré un despertador fue para que lo conectases y pudieses llegar a tiempo al instituto... no para que lo llenaras de absurdas pegatinitas de propaganda...
Quitó con enojo un pequeño adhesivo que exhibía la imagen de un extraño pájaro feliz, que a la vez que se atusaba el plumaje con una estúpida sonrisa en el pico, decía: Es suavecito, es barato... ¡Papel higiénico marca El Pato!
-Mmm...-gruñó la chica-. Pero es que... ¡Cuida tu culo de niño, tanto si has meado, como si has echado un piño!
Conteniendo un suspiro de resignación, Amelia se dirigió hacia la puerta con aire despreocupado.
-Y ya van dos avisos de retraso este mes... y en cuanto llegue el tercero... pobrecita... mandar a mi hija a un internado con disciplina militar...-murmuró, simulando hablar consigo misma.
A los cinco segundos, una débil voz surgió desde debajo de las mantas enmarañadas:
-Ya voy, madre, señora, usted que tan joven parece a pesar de tener ya cuarenta y cinco tacos.
-¡Estoy marcando el número del internado!
-¡Que ya voy, jod...caracoles!

Corría por la calle como una loca, arrastrando la chaqueta vaquera a medio poner y tratando de engullir una tostada con mantequilla. Se paró sin aliento ante el escaparate de una tienda y, atraída por su reflejo, se miró. Y lo que vio no era nada agradable.
Su pelo era una completa maraña de nudos castaños. Los ojos verdes apenas se le distinguían, escondidos como estaban tras unos desordenados mechones que caían sobre su rostro, ahora de un rojo incandescente.
-Bueno...-se dijo-. Al menos ahora me parezco a un personaje de película... aunque sea al Yeti.
Trató de alisarse el cabello sin éxito, así que al final resolvió peinárselo en una improvisada coleta. Dedicando una última sonrisita a su desaliñada imagen, reanudó su alocada carrera.
Una carrera que estaba siendo vigilada muy de cerca.


Tropezó y se escurrió por los pasillos hasta llegar a la puerta de la clase. Estiró todos sus miembros, uno por uno, con meticulosos ejercicios; tuvo que respirar hondo varias veces hasta sentirse totalmente preparada para efectuar su entrada. Empujó con timidez la puerta y adelantó uno de sus pies, pero de repente...
Fue como un escalofrío que le recorrió la espalda, poniéndole el vello de punta. Efectuó un acto reflejo: su cuerpo se volvió con rapidez hacia la ventana del corredor. Por un momento le pareció ver una sombra en lo alto del muro de ladrillos que delimitaba el recinto escolar, pero...
-¡Janet, ni que hubieras visto un fantasma!- exclamó la profesora desde detrás de su amplio escritorio-. ¿Vas a entrar o necesitas que te entre yo?
La muchacha agachó la cabeza, avergonzada; ¿qué demonios había sido esa extraña sensación? Era como si alguien la...
Se percató de que estaba pasando al lado del pupitre de Sam... Que era, sin duda, el chico más guapo de todo el instituto... Esa melena rubia y esos ojos tan...tan...ojos...
Le sonrió y se volvió para sentarse, sin comprobar siquiera si la sonrisa había sido correspondida. Su amiga Zoe, que se sentaba delante de ella, se volvió y le dijo en voz bajita:
-Habría tenido mejor efecto sin la mantequilla en los dientes...

Janet caminaba, ofreciendo el mejor ejemplo de bala, hacia la boca de metro que tenía delante. No sabía por qué, pero lo cierto es que desde el escalofrío que había sentido al entrar en la clase, un ridículo presentimiento de que algo malo iba a pasar se había asentado en lo más profundo de su garganta, como un nudo difícil de tragar.
Bajó las escaleras, tropezando con toda la gente que volvía a casa del trabajo. Consultó la hora en su reloj de pulsera; las agujas marcaban ya las nueve y veinticinco… Zoe se las pagaría si la castigaban por llegar tan tarde cuando las clases finalizaban a las seis. Murmuró algunas quejas rápidas y apretó el paso. Su amiga insistido tanto en que la acompañara a los recreativos para ver al nuevo y joven dependiente...
Se dirigió hacia el carril donde esperaba poder tomar el tren hacia Tottenham Court Road. Aún estaba lejos de casa. Y eso la inquietaba. Aún estaba lejos de casa. Y eso la inquietaba.
De repente, sintió una mano agarrándola por el brazo.
-¡¡AHHHHHHHHHHHHHH!!-gritó con la voz más aguda que pudo, a la vez que se acuclillaba en el suelo y cerraba los ojos.
-¡Niña, niña!-exclamó una voz, que muy bien podría haber pertenecido a un troll de cuentos.
Janet dirigió la mirada hacia arriba lentamente, para encontrarse finalmente con la cara de un agente de policía que la miraba preocupado.
-No era mi intención asustarte, sólo quería comunicarte que por aquí no se puede pasar.
La muchacha parpadeó aturdida y se incorporó, mirando al frente. Había estado a punto de romper el plástico amarillo que acordonaba todo el andén.
-¿Qué es lo que...?
Reparó en que había un grupo de gente uniformada que se dirigía hacia donde estaban ella y el agente de policía. Este último procedió a retirar la tira de plástico para que pasaran. Janet, blanca como la cera, se fijó en la camilla que arrastraban: sobre ella, un cuerpo con formas indudablemente femeninas se hallaba tapada por un gran lienzo negro. La chica se pegó lo más que pudo a la pared e intentó desviar la mirada, pero le era imposible; la típica sensación morbosa la incitaba a mirar de nuevo.
Y de repente...
...Una oportuna brisa de aire levantó un poco la sábana...
...Pero fue suficiente para ver el rostro de la más horrible muerte.


Janet entró sigilosa en el salón, dejó la mochila en una esquina y se agachó para pasar por detrás del blanco sofá. Estaba ya abriendo la puerta para salir al pasillo cuando…
-Eres menos discreta que un elefante en una cacharrería…y créeme, no quiero ofenderte- dijo la voz de su padre desde el sillón.
-¿Se puede saber qué hora es esta de venir?-remarcó su madre, mientras sus dedos se movían frenéticos haciendo zapping.
Janet agachó la cabeza con gesto culpable y se aproximó hacia la televisión hasta quedar iluminada por ella. Sus padres debieron de ver algo raro en su cara, pues a su madre se le cayó el mando de las manos y a su padre el cigarrillo de los labios.
-¡Pero, cariño, estás lívida!-Exclamó Amelia, levantándose de un salto y yendo hacia ella-.Arthur, ¿has visto a tu hija? ¡Pero si tienes los ojos llorosos! ¡¿Ha pasado algo?! ¡¿TE HAN INTENTADO VIOLAR?!
Janet pegó un respingo.
-¡Claro que no!
Amelia la abrazó con fuerza, lloriqueando.
-¡OH, DIOS MÍO, ME HAN VIOLADO A MI NIÑA!
-Mamá, pero que no…
-¡¿PERO QUIÉN COÑO SE HA ATREVIDO A DESVIRGAR A MI DULCE OSITO!?-Ahora era el padre el que se había puesto rojo de furia.
-¡VE A POR LA ESCOPETA!
-Que no…
-¡A POR LA ESCOPETA VOY AHORA MISMO!
-¡Mamá, papá!
-¡LE LLENARÉ EL GAZNATE DE PLOMOS A ESE SINVERGÜENZA!
-¡QUÉ DURO ERES, CARIÑO, TE QUIERO!
-¡YO TAMBIÉN TE QUIERO, AMY!
Arthur y Amelia se levantaron y, abrazándose con fuerza, se besuqueaban por toda la cara.
-¡TENGAMOS OTRO HIJO, ARTHUR!
-Pero no gritéis…
-¡TOTALMENTE DE ACUERDO!
-¡¡¿OS QUERÉIS CALLAR YA, COÑO?!!
Janet apretó los puños con fuerza y puso los brazos por encima de su cabeza.
-¡DEJADME HABLAR DE UNA PUÑETERA VEZ!
Sus padres se giraron a la vez y se la quedaron mirando. A los pocos segundos del más tenso silencio, Amelia se separó de su marido y trató de ocultar el rostro, rojo de vergüenza. Por su parte, Arthur puso los brazos en jarras y miró con ceño a su hija.
-¡¿Y SE PUEDE SABER QUIÉN TE HA ENSEÑADO SEMEJANTE VOCABULARIO?!
-Arthur, cariño, no hace falta gritar ya…
-¡Oh! Bueno… ¿y se puede saber quién…?
Janet zapateó en el suelo, desesperada.
-¡Que he visto un muerto!
Su voz había sonado débil y entrecortada, pero estaba segura de que ellos la habían entendido, porque ambos se miraban a la cara con las cejas arqueadas. Su madre se acabó desplomando en un sofá, sumamente irritada.
-¡Lo que nos faltaba! Ahora la niña viene hablando de fantasmas…
-¿Qué hemos hecho mal con ella, Amelia?
-¡Oh, Arthur! ¿En qué hemos fallado?
-Lo digo de verdad, fue en el metro…
-Habrá que enviarla a un internado.
-¡Con disciplina militar!
-Era una mujer…
-¡Nunca pensé que llegaría a cumplir mi típica amenaza!
-O a lo mejor si la lleváramos a un psicólogo…
-¡TENÍA TODO EL CUELLO DESGARRADO!
Fue como si se detuviera el tiempo. Arthur se desplomó en el sofá junto a su mujer, y los dos se limitaron a mirar a Janet con la cara pálida, como si hubiesen sido ellos los que habían visto un fantasma.
- ¿Qué…qué has dicho?-Susurró su padre. La niña podía ver sus labios fuertemente apretados tras el espeso bigote.
Ella también se sentó y echó la cabeza hacia atrás, sintiendo unas fuertes náuseas al recordar la macabra escena.
- Fue en el metro…-volvió a comenzar-. Iba a tomar el tren de siempre… en el andén de siempre, pero…Estaba todo precintado… Había muchos cuerpos tapados con sábanas…por el suelo...-tragó saliva-. Y sacaron una de las camillas por donde yo estaba…Una brisa levantó la manta…
Janet miró a sus padres, que ahora la escuchaban con atención, tensos.
- Tenía todo el cuello…desgarrado…era asqueroso... todo… todo el…

Se cubrió la cara con las manos, notando bruscos temblores por todo su cuerpo. Gracias a esto, no pudo ver la mirada que cruzaron sus padres. Una mirada demasiado…
…extraña.



Jueves 06 de Mayo del 2015 21:35h p.m

Demián entró ágilmente por la ventana entreabierta y se dirigió hacia su amplio escritorio color caoba. Se sentó con elegancia en el sillón que había detrás y cerró los ojos satisfecho.
Ése había sido un día muy intenso…
Estaba tan absorto en sus pensamientos que apenas fue consciente de que alguien se había deslizado hasta el otro lado del escritorio.
- Demián…
- ¿Macius?
- He estado buscándole como un loco, señor. Ha habido un malentendido entre Robert y John, y querían que usted solucionara…
Demián acalló a su acompañante con un suave movimiento de la mano. Y es que todos sus movimientos eran suaves: parecía que su cuerpo reposaba en armonía con el mundo que lo rodeaba, como si él fuese algún príncipe oculto esperando el momento clave de erigirse en su trono de oro macizo…
Cogió uno de sus rubios cabellos y comenzó a juguetear con él, pensativo.
- ¿Sabes, Macius? Los humanos son unos auténticos bárbaros. Estaba hoy ocupado con un asunto mío y… bueno, pasé por delante de la boca de metro cuando sacaban una camilla envuelta en una sábana. Era una persona muerta…

Macius se puso tenso y tragó saliva.
- Ah… ¿Qué crees que habrá pasado? Yo apuesto por una pelea con arma blanca o algo por el estilo…Con estos pequeños… ¿Cómo he dicho antes? ¿Bárbaros? Sí…son tan previsibles… siempre peleando… Y eso no es nada decoroso. ¿A que no, Macius?

Éste negó bruscamente con la cabeza. Por un momento había creído… No pudo evitar tragar saliva de nuevo.
Demián se levantó y empezó a pasear junto al fuego.
- ¿Dónde está Kyle?
- Con un poco de suerte, aún deambula por aquí… Aunque es posible que ya haya salido… ¿Lo necesita para algo?
El rubio asintió con un deje de impaciencia y cerró los ojos. La imagen de una niña de ojos verdes y pelo castaño invadió su mente.

- Digamos que tengo un pequeño trabajito para él.



Y esto es todo de momento XDDD Espero que os haya gustado TT_TT me gustara comentarios, aunque sea pa lanzarnos tomates, lechugas,cebollas o lo que sea xDDD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tsuki

avatar

Mensajes : 316
Fecha de inscripción : 16/05/2008
Edad : 25
Localización : debajo de tu cama... bu! :D

MensajeTema: Re: Luz Nocturna [Original]   Dom Jul 06, 2008 5:53 pm

Pues como mucho te tiraré rosas o algo asi, porque ya sabes que me encanta!! xDDD
Solo que tia, deberias colgar trozos bastante más pequeños... porque si no la gente no se pasa no loca =_=
Y bueno, la historia está genialosa, promete mucho, y ahora que lo he vuelto a leer me he quedado con algunas preguntas en la cabeza...
lo del sello, los padres de Janet... buaa quiero que cuelgues maaas >w<
pero a ser posible trozos más cortos, anda o.ò

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://ktnp.foroactivo.eu
Okaa-san

avatar

Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 24/05/2008
Edad : 31
Localización : Entre pelusas

MensajeTema: Re: Luz Nocturna [Original]   Lun Jul 07, 2008 4:57 am

jajaja vale...cachitos mas cortos.... (que perrunos soys pa leer eh?XDD) Así de cortitos? ejq si lo corto mas no se entenderá ni papa XD


2.Un esperpento para un guardián

Día 06 de Mayo del 2015 23h p.m

La leve brisa mecía su lánguido pelo azabache de un lado a otro provocando un despeinado que preocupaba poco al portador de este.
Tumbado en aquél único rincón no mohoso de un tejado inclinado, contemplaba sin gana alguna el horizonte repleto de mil luces de colores. Esa noche había alboroto…siempre lo había, pero eso no le impedía acercarse hacia ese lugar y mirar a la nada sin ver absolutamente nada. Sus ojos, levemente abiertos se cerraron con una brisa un tanto mas brusca que la anterior.
No sabía por que iba allí, no sabía que debía pensar, no sabía nada. Últimamente y a pesar de negárselo a si mismo hasta el cansancio anhelaba ser algo que ya no era, algo que le habían arrebatado sin preguntar siquiera, algo…que cambió su vida para siempre.


[FLASHBACK]
† Lanceros †

Aquella discusión le llamó la atención. Los gritos que propinaba la mujer no eran nada comparables con los berridos del hombre que, según los ruidos, acababa de arremeter contra algo que acababa de sollozar lastimeramente.
Le encantaba oír a la gente gritar de angustia y dolor, si el causante era el…si por el contrario no era así, sentía la necesidad de hacer algo para luego disfrutar el mismo.
Miró a la calle, el grupo de gente de hacía unos momentos ya emprendía la marcha y la calle quedó completamente vacía al cabo de unos segundos con la única luz que proporcionaba el reflejo de la luna.

Se deslizó sobre la ventana y en silencio observó la escena;
El hombre adulto acababa de propinar una fuerte bofetada a la que parecía su mujer y esta del golpe, se llevó por medio una silla y el mantel de una mesa adornada por un jarrón de cristal repleto de petunias secas, las cuales quedaron esparcidas por el suelo como el jarrón, pero este echo añicos.

- ¡Maldita puta! –gritó a la par que se acercaba para aferrarla del pelo.

Un hilo de sangre resbaló por la barbilla de la mujer manchando su vestido ambarino de carmín.

El chico joven que había en la amplia sala estaba tendido en el suelo aturdido. El golpe propinado por aquél hombre que parecía ebrio había echo que se golpeara con el pico de una cristalería .Aun consciente del dolor que sentía en la cabeza y de la discusión que aun seguía intentó ponerse de pié y lo consiguió a duras penas. Se aferró al mueble más cercano llevándose la otra mano a la cabeza palpando. Miró su mano manchada de sangre y sintió como el estomago le daba un vuelco.
Tragó saliva y volvió a mirar la escena que se presentaba interesante para el chismoso.
Dio varios pasos firmes y tiró con fuerza de los anchos hombros del hombre adulto, pero este aferraba con énfasis los cabellos de la mujer sollozante que le propinaba manotazos en los brazos con afán de ser libre de esas crueles garras.

El marido de esta al ver su actividad interrumpida dejó libre a la mujer empujándola contra el suelo dejándola inconsciente decidido a girarse. Se encontró con su propio hijo mirándolo ferozmente con la mano manchada de sangre. Le encaró. El hijo dio un paso atrás vacilante, pero se retractó al instante al ver a su madre tirada por el suelo.

-Maldito desagradecido… -murmuró el hombre más mayor- ¿.Te acojo en mi casa desde que eras una mierda de chiquillo y así me lo agradeces? –dio un paso al frente amenazante.

- No dejaré que le pongas un dedo encima. ¡No más! – se enfrentó. – Acordamos que si…que si…-las palabras no le salían- ¡Que no le volverías hacer daño!

Toda la valentía que le había impulsado a enfrentarse a su padrastro había desaparecido completamente al ver la sonrisa tan sarcástica que acaba de poner dicho sujeto. En esta ocasión, el pasó que dio hacia atrás no volvió a ser uno hacia delante. La mirada de aquel hombre era poderosa. Solamente su mirada influía de tal manera que daba hasta miedo el considerar intentar descifrar que es lo que sus ojos decían.

- ‘’Yo’’ nunca acordé nada contigo criajo de mierda…- sonrió satisfecho al ver la reacción del chico- Oh… ¿Pensaste que todo aquello lo decía en serio? –Estalló en una sonora carcajada- Das pena…confiesa que lo que…’’acordaste’’ tu solito, lo hacías de buena gana – se relamió el labio a la par que recorría con una mirada un tanto escalofriante al muchacho. Y acortó con un paso un poco la distancia que los separaba.
- ...No…-sus ojos reflejaban miedo- Todo lo que…todo lo…
- Está bien muchacho – lo acorraló en la cristalería posando las manos en ambos lados del cuerpo del chico impidiéndole movimiento alguno- Kyle… -el mero echo de la pronunciación de su nombre con dicho tono provocaba que le entraran ganas de vomitar. Pasó una mano por su brazo, gentilmente.
- ¡No! –intentó escapar pero no pudo. Aquel hombre era más fuerte y lo tenía acorralado nuevamente con sus fuertes manos. El mero contacto le daba asco.
- No mientas… ¿Te gusta que te toque verdad? –le acarició el cuello y clavó sus mugrientas uñas en la lampiña piel – Nunca antes lo había echo –lo miró como pieza de porcelana recién terminada- Pero hoy será distinto… Antes me conformaba con verte sacudirte de placer pero ahora…me has hecho enfadar –las orbes de sus ojos se oscurecieron y el chico tembló de miedo – y eso requiere un precio.

Y con eso le cogió del pelo y lo tiró contra el suelo ante la atenta mirada del olvidado mirón. Se montó a horcadas sobre el chico que se movía más que una culebra intentando zafarse del agarre, pero sus brazos quedaron inmovilizados sobre su cabeza con una sola mano de su padrastro. Con la otra…desabotonó la camisa del muchacho a la par que sonreía como un endemoniado.


-¡Maldito hijo de puta! ¡Suéltame!- gritaba desesperado en vista de los acontecimientos, pero eso no iba a ser suficiente.

Cuando al fin pudo ver el lampiño torso de su hijastro pasó su mano libre por el abdomen, delineando las pocas líneas de este a la vez que gruñía de placer.

- Nadie va a ayudarte así que grita todo lo que quieras.

En vista de lo mucho que se movía el chico, decidió adelantar todo el proceso a pasos vertiginosos. Bajó sin cuidado alguno el pantalón del chico junto con su ropa interior e intentó ahogar un sofocado grujido de placer.

- Perfecto… - susurró al ver lo que le provocaba ansias y se dispuso a tocar la suave piel del órgano del chico. Rudamente y sin contemplaciones…parecía tener prisa.

Kyle no hacía mas que revolverse y gritar improperios a la par de intentar levantarse, pero en el momento en que algo hizo contacto con una parte de su anatomía que solo había tocado él, se petrificó. Y lo hizo aun más cuando se encontró con que su padrastro estaba intentado quitarse sus propios pantalones y que lo había conseguido irguiendo orgullosa una potente erección.

El tiempo se congeló y todo pasó lentamente ante sus ojos. El degenerado adulto intentó profanar algo que NO se le había permitido…y cayó al suelo. Con ojos desorbitados y con la cabeza abierta.
Algo le había golpeado duramente desde detrás antes de cumplir lo ansiado por tanto tiempo. Ese algo había contemplado toda la escena desde principio a fin.


[FIN DEL FLASHBACK]


Continuará...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Luz Nocturna [Original]   

Volver arriba Ir abajo
 
Luz Nocturna [Original]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Como averiguar mi correo original de fundacion
» Navbar original tema prosilver
» Clicar en una imagen para verla en su tamaño original
» Si pierdo la contraseña original de mi foro como la recupero?o que puedo hacer?...
» ¿El fundador original puede volver a tener control sobre su foro aunque se lo haya cedido a otra persona?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Kurotsuki no Pochi :: Mira como molo! :: Fan-fics-
Cambiar a: